Tomate rosa de Barbastro: la sensualidad del verano

IMG-20130718-00091

Gran parte de las variedades de tomate que hay en el mercado son híbridos que se han obtenido  buscando un tomate más productivo y con mayor aptitud para la conservación. No es el caso del tomate rosa de Barbastro, un fruto muy valorado en esta comarca aragonesa por sus cualidades organolépticas, resultado de un largo proceso de selección artesanal de los hortelanos de esa región.

El tomate rosa de Barbastro catado, en este caso es de Híjar, un pueblo del Bajo Aragón de características climáticas similares a las del Somontano de Barbastro. Se trata de una pieza de gran tamaño, 1,1oo Kg. Los tomates de esta variedad destacan por su gran tamaño y por su forma redonda pero achatada. Tiene una superficie irregular por el gran número de lóculos, es decir, gajos. No obstante su tacto es fino, liso y muy terso. Al tacto, el tomate rosa es de carne muy firme y turgente.

La piel del tomate rosa es casi imperceptible al paladar, pero con la dureza necesaria para proteger la gran cantidad de jugo que contiene la carne del fruto. El crujiente de la piel contrasta con la carnosidad de la pulpa que se deshace en la boca.

El color, su principal característica, es rosado, aunque cerca de la cicatriz pendular adquiere tonos anaranjados. La mayor virtud de este tomate es que huele a tomate. Su aroma recuerda al huerto, al verano, a la planta del tomate. Es un olor intenso, algo dulzón y muy afrutado.

Una vez abierto, carece de nervios internos, es un tomate tranquilo, y tiene pocas pepitas. El líquido está integrado con la carne. El tomate rosa sorprende por su carnosidad, tiene una pulpa firme, de color rosa intenso y translúcida.

Una vez en la boca, contrasta la acidez de la piel, que sabe a hierba silvestre, con el dulzor de la pulpa. Ambos sabores se integran en un perfecto equilibrio acidez-dulzor. Pero también es salado. Un buen tomate rosa en su punto óptimo de maduración como más sabroso está es recién arrancado de la mata, sin aderezo. Pero al añadirle la sal y el aceite de oliva, en este caso, un Virgen Extra de Sierra de Luna, se potencia su sabor, sobre todo el ácido. Sin embargo los sabores del tomate, la sal y el aceite no se mezclan, se complementan, se nota en la boca cada uno de los tres ingredientes por separado y esta es una sensación muy agradable.

Recientemente, en el programa Agrosfera, dedicaron un reportaje a la cata de este fruto, en el que participaron las investigadoras del CITA y del CTA, Cristina Mallor y Amparo llamazares.

Comerse un tomate rosa de Barbastro es una experiencia sensual y refrescante, un deleite para paladares que casi habían olvidado el verdadero sabor de un tomate de la huerta local, en plena temporada.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

Ontinar Talks

An open community to practice English

Ontinar Sostenible

Por el Desarrollo Sostenible de nuestro Pueblo

desmontandoasilicom.wordpress.com/

Silicon Valley para los que somos del montón

My British Kitchen

Mi visión de la cocina inglesa

Lápiz y Sartén

Periodista y escritora gastronómica.

El huerto del amante guisante

Aventuras con un huerto urbano

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

flagrants.wordpress.com/

La revolución del círculo

Letras pensadas

Un espacio con muchos vicios

Lugares con Estrella

Lugares con Estrella, por Eduardo Bueso

Les Curieux Foddies

Tours gastronómicos y culturales

Wines&Running

Dos aficiones en clave de sorbos y zancadas

CubaFoodie

Presente y futuro de la gastronomía en Cuba

GAMONADAS

Cultivar, cocinar, comer, amar

FÉLIX ALBO - Cuaderno de viaje

Cultivar, cocinar, comer, amar

Noticias sobre Tinta de calamar

Cultivar, cocinar, comer, amar

El Comidista

Cultivar, cocinar, comer, amar

El Majao

Cultivar, cocinar, comer, amar

Tinta y Panela

orgánico y natural, cocina ecuatoriana local, para relamerse los dedos

Ontinar Talks

An open community to practice English

Ontinar Sostenible

Por el Desarrollo Sostenible de nuestro Pueblo

desmontandoasilicom.wordpress.com/

Silicon Valley para los que somos del montón

My British Kitchen

Mi visión de la cocina inglesa

Lápiz y Sartén

Periodista y escritora gastronómica.

El huerto del amante guisante

Aventuras con un huerto urbano

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

flagrants.wordpress.com/

La revolución del círculo

Letras pensadas

Un espacio con muchos vicios

Lugares con Estrella

Lugares con Estrella, por Eduardo Bueso

Les Curieux Foddies

Tours gastronómicos y culturales

Wines&Running

Dos aficiones en clave de sorbos y zancadas

CubaFoodie

Presente y futuro de la gastronomía en Cuba

GAMONADAS

Cultivar, cocinar, comer, amar

FÉLIX ALBO - Cuaderno de viaje

Cultivar, cocinar, comer, amar

Noticias sobre Tinta de calamar

Cultivar, cocinar, comer, amar

El Comidista

Cultivar, cocinar, comer, amar

El Majao

Cultivar, cocinar, comer, amar

Tinta y Panela

orgánico y natural, cocina ecuatoriana local, para relamerse los dedos

%d bloggers like this: