¡Un Cocido en la piscina!

This slideshow requires JavaScript.

La vida te da sorpresas. Cuando se va a comer al bar-restaurante de un polideportivo se puede esperar que sirvan un bocadillo, un plato combinado o a lo sumo unas raciones, pero ¿un Cocido casero con todos sus sacramentos? ¿Unas  Fabes asturianas? Cuanto menos resulta  sorprendente, aunque bien pensado, no existe mejor reconstituyente después de una sesión  de duro ejercicio físico.

En el bar restaurante del Complejo Deportivo Municipal de Zuera  ocurre este fenómeno desde que tomó las riendas una señora asturiana que sabe lo que se hace en los fogones y cuya especialidad son los platos de cuchara, que incluye en el menú diario.

Era un día del veranillo de San Miguel y aprovechando los últimos estertores del verano, decidí  comer en la terraza del bar del polideportivo de Zuera, después de nadar. El local es el que se espera encontrar en un centro deportivo: luminoso, austero y aséptico, con  buenas vistas al parque y una terraza entre sol y sombra muy agradable. Me senté a tomar una caña con unos pepinillos y unas aceitunas, escuchando a los pájaros y haciendo tiempo hasta que vinieran mis acompañantes.

Cuando ya estaba la mesa completa salió la cocinera con su delantal a cantarnos el menú, bueno,  lo que quedaba del mismo. De primero había una pasta, una ensalada y Sopa de cocido, “porque tenemos Cocido, pero sólo para tres” dijo. Decidimos compartir el Cocido para tres entre las cuatro y acompañarlo de una Ensalada Ilustrada para desengrasar.

Salió la hija con manteles y servilletas de papel y en un santiamén nos preparó la mesa. Tonterías las justas. Eso sí, pedimos un vino de la tierra –un Montesierra joven, de la D.O Somontano– y nos sacó las copas apropiadas. Poco tardó en traer una gran “Ensalada Ilustrada” con lechuga, tomatitos cherry amarillos y rojos, atún, maíz, espárragos y queso fresco. La ensalada era abundante, refrescante y colorida, y aunque los espárragos no fueran de Navarra y ni el queso fuera artesano, algo perfectamente comprensible cuando pagamos la cuenta, estaba rica.

Apareció la camarera con una perola de barro humeante. La Sopa de Cocido con fideos. Tenía el color rojizo que le aporta el pimentón del chorizo y apenas unas gotitas de aceite en la superficie. Estaba muy sabrosa y nada grasienta, un buen anticipo de lo que venía después.

Aún no habíamos terminado la sopa cuando sacaron a los culpables de que esa sopa tuviera tan intenso y buen sabor: por un lado, los garbanzos con las hortalizas y por el otro una bandeja con la carne. Los garbanzos no eran de bote, se notaba en su textura y en el sabor que habían dejado en el caldo. Estaban en su punto de cocción, igual que las patatas y las zanahorias, tiernas pero firmes.

Cada una hizo su composición con la legumbre, las hortalizas y las carnes, entre las que había tocino, gallina, chorizo, carne de cerdo y jamón. Como no estaba nada graso aceptaba un  chorrito de aceite de oliva virgen extra. Era un Cocido casero, elaborado con buen producto y con el tiempo y los ritmos que requiere.

Las raciones eran tan generosas que de las tres salieron cinco. Pensaba pasar directamente al café pero la cocinera cantó los postres y eran todos caseros: flan de huevo, cuajada, tarta de queso y fruta, algo que todos los restaurantes deberían tener y no siempre tienen. No pude resistirme al flan de huevo y no me decepcionó en absoluto, si acaso por la nata, que siempre me sobra cuando el flan es perfecto y éste lo era.

Terminamos con un café del montón, como acostumbran a ser los cafés expresos en los bares de esta tierra y pedimos la cuenta: cuatro cañas con su aperitivo, una ensalada para cuatro, cinco platos de sopa y cinco raciones de cocido, dos flanes de huevo y una tarta de queso, cuatro cafés, una botella de vino Montesierra con D.O., agua y pan del pueblo, 36 euros. Inmejorable calidad precio. La pega, después de comer debería haber vuelto a la piscina y nadar otros mil metros por lo menos.

Avenida Pirineos s/n Zuera

Tel. 976 689 813

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Ontinar Talks

An open community to practice English

Ontinar Sostenible

Por el Desarrollo Sostenible de nuestro Pueblo

desmontandoasilicom.wordpress.com/

Silicon Valley para los que somos del montón

My British Kitchen

Mi visión de la cocina inglesa

Lápiz y Sartén

Periodista y escritora gastronómica.

El huerto del amante guisante

Aventuras con un huerto urbano

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

flagrants.wordpress.com/

La revolución del círculo

Letras pensadas

Un espacio con muchos vicios

Lugares con Estrella

Lugares con Estrella, por Eduardo Bueso

Ciudad gourmande

Experiencias gastronómicas de mi vida en Paris y al rededores

Wines&Running

Dos aficiones en clave de sorbos y zancadas

CubaFoodie

Presente y futuro de la gastronomía en Cuba

GAMONADAS

Cultivar, cocinar, comer, amar

FÉLIX ALBO - Cuaderno de viaje

Cultivar, cocinar, comer, amar

Blogs de la Cadena SER

Cultivar, cocinar, comer, amar

El Comidista

Cultivar, cocinar, comer, amar

El Majao

Cultivar, cocinar, comer, amar

Tinta y Panela

orgánico y natural, cocina ecuatoriana local, para relamerse los dedos

Ontinar Talks

An open community to practice English

Ontinar Sostenible

Por el Desarrollo Sostenible de nuestro Pueblo

desmontandoasilicom.wordpress.com/

Silicon Valley para los que somos del montón

My British Kitchen

Mi visión de la cocina inglesa

Lápiz y Sartén

Periodista y escritora gastronómica.

El huerto del amante guisante

Aventuras con un huerto urbano

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

flagrants.wordpress.com/

La revolución del círculo

Letras pensadas

Un espacio con muchos vicios

Lugares con Estrella

Lugares con Estrella, por Eduardo Bueso

Ciudad gourmande

Experiencias gastronómicas de mi vida en Paris y al rededores

Wines&Running

Dos aficiones en clave de sorbos y zancadas

CubaFoodie

Presente y futuro de la gastronomía en Cuba

GAMONADAS

Cultivar, cocinar, comer, amar

FÉLIX ALBO - Cuaderno de viaje

Cultivar, cocinar, comer, amar

Blogs de la Cadena SER

Cultivar, cocinar, comer, amar

El Comidista

Cultivar, cocinar, comer, amar

El Majao

Cultivar, cocinar, comer, amar

Tinta y Panela

orgánico y natural, cocina ecuatoriana local, para relamerse los dedos

%d bloggers like this: