Melí Meló o el arte de la combinatoria

Una de las mejores del Melí Meló

Patata asada rellena de Ternasco

Melí Meló es un bar-restaurante relativamente joven ubicado en lo más castizo de Zaragoza, en plena calle Mayor. En este universo de la tapa que es el Casco Viejo de la ciudad del Ebro no resulta fácil destacar y sin embargo el Melí Meló lo viene haciendo desde su apertura. La responsable es Raquel Marcén, una joven cocinera de Leciñena, un pueblo de los Monegros, que ha sabido dotar de contenido al galicismo melí-meló, aquí traducido como mezcolanza o batiburrillo, pero que en su barra se traduce como el arte de combinar colores, sabores y texturas.

El Melí Meló es un bar restaurante, que ofrece menús y carta, pero que se ha ganado la fama y el respeto por las tapas, esos apetitosos bocados que pueblan las vitrinas de la barra de punta a punta y que le han hecho merecedor del premio a la Mejor Tapa de Zaragoza en varias ediciones.

El local destaca en la calle, frente a la sala de conciertos Casa del Loco y al lado del entrañable Manisero, con una fachada blanca y su cartel en lila, colores que predominan también en el interior, aportándole luminosidad y frescura. El lugar que ocupa la barra es alargado y estrecho y al final se ensancha ligeramente para dar cabida a las mesas para quienes optan por el menú.

En la barra no es fácil encontrar sitio a la primera, el Melí Meló está de moda,  aunque el espacio está bien aprovechado con mesitas en frente de la barra, a modo de estantes. Aunque no se llegue y se bese el santo merece la pena esperar, ya que el servicio es rápido y eficiente y hay mucha rotación. Mientras, se puede tomar un vino aragonés bien servido, pues en su bodega tienen representación de las cuatro Denominaciones de Origen e ir inspeccionando los pinchos que esperan a ser cocinados en el momento.

No es fácil elegir  ya que hay gran variedad y todos apetecibles:  generosos en producto aragonés, aptos para carnívoros y amantes del pescado y poca cosa para el vegetariano. Pero dado el palmarés del bar (Mejor tapa en 2012, 2011 y 2006, Mejor mostrador en 2009), se puede optar por probar los campeones de las distintas ediciones del Concurso de Tapas de Zaragoza.

Por orden cronológico, la primera es la ganadora del certamen de 2006: “Patata asada rellena de Ternasco”. El aspecto es inmejorable, sobre una aromática salsa de carne, un cubilete de patata asada coronado por una tapa de cebolla caramelizada. Se podría comer de un bocado, aunque es preferible usar cubiertos para ir mojando cada pedazo en el jugo. Cada bocado es como un concentrado de Asado de Ternasco de Aragón con patatas panaderas.

Tras morder la patata asada, el Ternasco se deshace en la boca, ya que se confita a bajísima temperatura durante largo tiempo. La salsa tiene el sabor del jugo que desprende la carne al asarse lentamente y el aroma de una ramita de tomillo fresco.  La suavidad de la patata pone el contrapunto al sabroso cordero. Cierra el cubilete una tapa de ali oli gratinado con cebolla confitada, el picante del ajo y la dulzura de la cebolla. Es una tapa redonda.

*

This slideshow requires JavaScript.

En el año 2011, el jurado del Concurso de Tapas de Zaragoza sucumbió ante los encantos de la Hamburguesa de rape y langostinos. Aunque siempre ponen sobre la vitrina una tapa cocinada, la que sirven la cocinan en el momento. Tiene el tamaño perfecto de una tapa, se puede comer con las manos en dos o tres bocados pero es contundente. La mini-hamburguesa concentra el sabor del mar y está cocinada en su punto, ligeramente crujiente por fuera y tierna y sabrosa por dentro. Es mejor abarcar de un bocado todo el conjunto porque así  los sabores salados de los productos del mar y de un ligero toque de salsa de soja se mezclan con el dulce de la cebolla caramelizada con Mistela, un vino dulce muy típico en Aragón. Los canónigos, “pegados” al pan con ali oli, aportan la frescura crujiente de la ensalada. Una interpretación muy acertada de un clásico. Una tapa infalible.

2012. Melí Meló se hace con el premio a la Mejor Tapa de Zaragoza con su Pai-Pai de brandada de bacalao. El pai-pai tiene la forma de los típicos abanicos japoneses y hace las veces de plato para la clásica brandada de bacalao que aparece coronada por un “torrezno” de piel de bacalao, es decir, la piel del pez crujiente y salada. El pai-pai está elaborado con virutas de queso curado a la plancha. Cuando se muerde salta en pedazos. La idea es buena, visualmente resulta bonito y contrastan las texturas del crujiente de queso y la cremosa brandada, pero en este caso, no coincido con el jurado. Quizás sea una cuestión de gustos, no me gusta la combinación de pescado y queso, quizás sea que me falta un contrapunto al sabor salado, ya que tanto el queso como el bacalao lo son. Lo que más me gustó fue la piel torrada del gádido.

Además de las tapas ganadoras de las diferentes ediciones del concurso, que mantienen en la barra año tras año, cuentan con una extensa carta de tapas que además van cambiando cada temporada, adaptándose al mercado y a los gustos de sus clientes, que enseguida se vuelven incondicionales. El Melí Meló tiene un público joven al que le gusta probar e innovar, sin renegar a los sabores más auténticos de la cocina aragonesa. Raquel Marcén y su equipo han reinterpretado el concepto “Melí Meló”, dándole un nuevo sentido, pues en las palabras mezcolanza y batiburrillo van implícitos el desorden, la confusión e incluso la ridiculez, sin embargo, en esa barra todo se combina con mucho conocimiento.

*Las fotografías pertenecen al Melí Meló

Calle Mayor, 45

Zaragoza

Tel. 976 294 695

 
Patata asada rellena de Ternasco
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Ontinar Talks

An open community to practice English

Ontinar Sostenible

Por el Desarrollo Sostenible de nuestro Pueblo

desmontandoasilicom.wordpress.com/

Silicon Valley para los que somos del montón

My British Kitchen

Mi visión de la cocina inglesa

Lápiz y Sartén

Periodista y escritora gastronómica.

El huerto del amante guisante

Aventuras con un huerto urbano

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

flagrants.wordpress.com/

La revolución del círculo

Letras pensadas

Un espacio con muchos vicios

Lugares con Estrella

Lugares con Estrella, por Eduardo Bueso

Ciudad gourmande

Experiencias gastronómicas de mi vida en Paris y al rededores

Wines&Running

Dos aficiones en clave de sorbos y zancadas

CubaFoodie

Presente y futuro de la gastronomía en Cuba

GAMONADAS

Cultivar, cocinar, comer, amar

FÉLIX ALBO - Cuaderno de viaje

Cultivar, cocinar, comer, amar

Blogs de la Cadena SER

Cultivar, cocinar, comer, amar

El Comidista

Cultivar, cocinar, comer, amar

El Majao

Cultivar, cocinar, comer, amar

Tinta y Panela

orgánico y natural, cocina ecuatoriana local, para relamerse los dedos

Ontinar Talks

An open community to practice English

Ontinar Sostenible

Por el Desarrollo Sostenible de nuestro Pueblo

desmontandoasilicom.wordpress.com/

Silicon Valley para los que somos del montón

My British Kitchen

Mi visión de la cocina inglesa

Lápiz y Sartén

Periodista y escritora gastronómica.

El huerto del amante guisante

Aventuras con un huerto urbano

cuadernosdetodo

El blog de Paula Figols

flagrants.wordpress.com/

La revolución del círculo

Letras pensadas

Un espacio con muchos vicios

Lugares con Estrella

Lugares con Estrella, por Eduardo Bueso

Ciudad gourmande

Experiencias gastronómicas de mi vida en Paris y al rededores

Wines&Running

Dos aficiones en clave de sorbos y zancadas

CubaFoodie

Presente y futuro de la gastronomía en Cuba

GAMONADAS

Cultivar, cocinar, comer, amar

FÉLIX ALBO - Cuaderno de viaje

Cultivar, cocinar, comer, amar

Blogs de la Cadena SER

Cultivar, cocinar, comer, amar

El Comidista

Cultivar, cocinar, comer, amar

El Majao

Cultivar, cocinar, comer, amar

Tinta y Panela

orgánico y natural, cocina ecuatoriana local, para relamerse los dedos

%d bloggers like this: